miércoles, 27 de julio de 2016

Un diario sin archivo es un diario sin memoria


En el marco del plan de achicamiento brutal que se está llevando a cabo en el diario Página/12, por decisión empresaria, expresamos nuestra preocupación y nos declaramos en estado de alerta por el futuro del archivo del diario, que debe ser uno de los más importantes a nivel nacional.

Nuestra postura como trabajadores es la misma que hemos adoptado frente al achicamiento de la redacción, a la virtual eliminación de la sección Corrección, a los cambios en el área de Publicidad, al traslado de Ejemplares Atrasados, al cambio de imprenta que implicaría nuevos traslados y más incertidumbre respecto del futuro de un diario que está siendo diezmado, en medio de promesas de mejoramientos de la página web que siguen sin definirse.

Todo esto se viene produciendo mientras la discusión por salarios sigue congelada por decisión de la empresa, sin tomar en cuenta la caída vertiginosa del poder adquisitivo de los trabajadores. Nos piden aire, sin tener presente que somos nosotros los que nos estamos quedando sin elementos vitales para enfrentar una política gubernamental que nos acorrala cada día más.

Sobre el tema del archivo, hemos tenido ya dos reuniones con los interlocutores de la empresa y una más, en el medio, con el director periodístico. En esas reuniones hemos manifestado nuestra disconformidad con el achicamiento de la sección, que pasó de tener siete integrantes a la mínima expresión de un solo trabajador de planta y un suplente. Además de rechazar y expresar nuestra preocupación porque con ese plantel va a ser imposible seguir sumando el caudal de información que se volcaba al archivo, consultamos –sin tener una respuesta concreta— sobre si se va a mantener o no el rico material incorporado por nuestros compañeros durante 29 años de trabajo constante.

Le venimos señalando a la empresa que sería un despropósito absoluto cerrar el archivo, no seguir manteniéndolo vivo en el sentido de incrementar la información, además de la necesidad de actualizarlo tecnológicamente para que pueda ajustarse a las necesidades de un medio periodístico de este siglo.

Hasta ahora, las respuestas de los representantes de la empresa han sido de “compartir la preocupación”, pero eso no basta porque no han dado ni un solo indicio concreto sobre cómo seguimos. Le hemos dicho que no hay un archivo tan completo en lo que respecta a la información sobre juicios de lesa humanidad, sobre temas que hacen a la memoria y que han sido bandera de este diario a través de sus trabajadores. Le hemos dicho que muchas veces la empresa lo ha utilizado y lo utiliza para enfrentar juicios externos, porque la forma de acumulación de material del archivo de Página/12 convierte a lo que se guarda en documentos con valor judicial, ya que se escanea la página original del diario de papel y no la versión on line.

Le hemos dicho que vimos cómo otros archivos han sido desmantelados y que el archivo de Página/12 no merece tener ese destino, porque guarda textos de diarios y revistas ya desaparecidos como La Voz, Sur, Crítica de la Argentina y decenas de revistas que ya no existen. Lo que decimos, en concreto, desde la Asamblea de Trabajadores del diario Página/12, es que terminar con el archivo, cerrarlo, sería un golpe fatal para la credibilidad de los dichos de la empresa a partir de la incorporación del Grupo Octubre, en el sentido de que está trabajando para mejorar el producto que venimos haciendo todos nosotros, con máximo esfuerzo, desde hace 29 años.

miércoles, 29 de junio de 2016

En el fondo del vaso (tapa de los trabajadores)

Segunda tapa de 2016 de los trabajadores de Página/12 con el tema que nunca aparecerá en las páginas de Clarín, La Nación, Perfil o Página/12: las luchas de los laburantes de prensa.







Pirulo de tapa:
La Nación

“El cierre de las paritarias, muy por encima de los pronósticos”, tituló el lunes el diario La Nación. La nota presenta la inflación como “una derrota” del gobierno de Cambiemos y explica que “el reflejo más nítido se distingue con las paritarias, que cerraron con aumentos entre el 30 y el 40%. Un promedio demasiado lejos de la pauta original ´de 20 o 25 por ciento´ que había insinuado el presidente Mauricio Macri durante su viaje a Davos, en enero”. El dato notable que la Tribuna de Doctrina oculta a sus lectores es que sólo AEDBA, la cámara que encabezan La Nación y Clarín, firmó (con la UTPBA) un acuerdo del 27% por 13 meses, que anualizado da 24,9%, la cifra soñada por el macrismo.

miércoles, 22 de junio de 2016

Por qué no firmamos

Los trabajadores de Página/12 exigimos salarios dignos.
El último año, según datos del Observatorio de Derecho Social de la CTA que publicamos el último sábado,  nuestros sueldos están entre “los que perdieron más”: 11,32% en relación al IPC de la Ciudad.


Lejos de recomponer el poder adquisitivo, el panorama hacia adelante es peor: el aumento que ofrece Editorial La Página SA está casi 20 puntos por debajo del 44% de inflación estimada para 2016.

Perdimos hacia atrás y pretenden que volvamos a perder hacia delante.

Para impedir medidas de fuerza los dueños de Página/12 recurrieron al gobierno de Cambiemos, que dictó la “conciliación obligatoria”. Lejos de aprovechar la tan mentada “paz social” para negociar, la empresa no ofrece ninguna mejora y usa esa instancia sólo para ganar tiempo.

En ese contexto:
--Quienes rechazamos que se nos pretenda aplicar la peor paritaria del país (24,9% anual), impuesta por la cámara de diarios a un sindicato fantasma como la Utpba;
--Quienes repudiamos la negativa de Editorial La Página SA a negociar un aumento razonable y su decisión de acudir al gobierno de Macri para impedir medidas de fuerza;
--Quienes exigimos una recomposición salarial acorde a la inflación y a los tarifazos sobre los que informamos día a día.

NO FIRMAMOS NUESTRAS NOTAS los días:
--16 y 17 de junio (jueves y viernes)
--23, 24 y 25 de junio (jueves a sábado)
--30 de junio, 1, 2 y 3 de julio (jueves a domingo).

Invitamos a los lectores de Página/12 a hacer circular esta información y agradeceremos que quienes -sin ser trabajadores de prensa- publican columnas de opinión, adhieran al reclamo en las fechas citadas.

Comisión Gremial Interna de Página/12


jueves, 16 de junio de 2016

Clarín y Página/12, en lucha por salarios dignos

La cámara empresarial que integran AGEA-Clarín y Editorial La Página pretende pagar la peor paritaria del país, que a espaldas de los trabajadores firmó con la UTPBA, un sindicato fantasma sin la más mínima legitimidad en ninguna redacción.

El 24,9% de aumento anual con una lejana cuota en enero de 2017 más 3000 pesos no remunerativos, para un lapso de trece meses, lejos de permitir una elemental recomposición salarial implica que nuestros salarios queden 15 puntos por debajo de la inflación.

Ni los trabajadores de Página/12 ni los de Clarín aceptamos esa miseria. Por eso rechazamos el acuerdo ficticio impuesto por AEDBA a un sello de goma como la UTPBA y exigimos un aumento acorde a la inflación y los tarifazos de los últimos meses.

En Página/12, donde los dueños acudieron al gobierno de Mauricio Macri en busca de una “conciliación” para frustrar medidas de fuerza, ayer nos sacamos una foto para exigir “Salarios dignos” y la asamblea decidió respaldar la decisión de los periodistas que quiten sus firmas en rechazo a las negativas sistemáticas a iniciar una negociación.

En Clarín, la empresa insiste con el argumento de que hay una paritaria cerrada. No han alcanzado las advertencias previas de los trabajadores denunciando que no éramos parte de esa negociación y que, por lo tanto, no era válida. Tampoco interpretaron el pésimo humor de la redacción tras los reiterados quites de firma votados por unanimidad en asamblea de trabajadores una vez sellado el oscuro acuerdo con la UTPBA.

Frente a semejante sordera, decidimos hacer ruido. Quizás así nos escuchen. Votamos un apagón de monitores de una hora por día y ayer emprendimos una masiva y ruidosa recorrida por los pasillos que nos llevó hasta la flamante "Gerencia de Capital Humano" y la Gerencia General. Las consignas #CacerolazoEnClarin #ElSueldoNoAlcanza se viralizaron en las redes y volverán a sonar hoy, aún más fuerte, por las entrañas del Gran Diario Argentino.

Lejos de la idea de “grieta” instalada en los últimos años, los trabajadores de Página/12 y de Clarín tenemos bien claro que la única grieta real es la que nos separa de empresarios habituados a llorar miseria y enriquecerse con el esfuerzo ajeno.


Comisiones Internas de AGEA-Clarín y de Página/12. SIPREBA.


Trabajadores de Clarín, ayer, durante un "ruidazo" con apagón de monitores.

Trabajadores de Página/12, ayer, en la puerta de la redacción.